Pintura sobre madera

Las distintas técnicas de pintura sobre madera

Una de las técnicas decorativas más popular es la pintura sobre madera. Ofrece innumerables posibilidades de acabado, desde las pinturas lisas hasta los decorados con motivos diversos. También es enorme la gama de pinturas que pueden emplearse.

La pintura sobre madera ofrece variedad de estilos y técnicas, algunas datan de la antigüedad.

Para pintar madera podemos emplear variedad de pinturas, ya sean de base acuosa o de base solvente. Entre las de base de agua tenemos las acrílicas, látex, témperas, etc., dependiendo del tipo de pintura que deseemos realizar y de los usos. Entre las que emplean solventes están los óleos, esmaltes sintéticos, barnices, etc.

La aplicación de las pinturas se puede realizar con distintos instrumentos, pinceles, brochas, rodillos, esponjas, aerógrafos y otros. Los mejores pinceles son los de pelo de marta, pero para los fondos podemos emplear pinceles de calidad inferior u otros instrumentos. También podemos elegir pinceles de menor calidad, de otros materiales. Para las diversas técnicas necesitaremos varios pinceles, al menos dos redondos y dos planos de distintos tamaños.

Para la preparación de la superficie de la madera necesitaremos lijas, tapaporos. Para el acabado utilizaremos betún de Judea, barniz o cera.

Ejecución de las técnicas de pintura sobre madera:

Antes de comenzar a pintar las maderas debemos preparar la superficie para recibir la pintura. Lijamos la superficie y eliminamos los restos de polvo y aserrín con un paño húmedo. Aplicamos tapaporos, que sella los poros de la madera brindando una superficie lisa y evitando que absorba demasiada pintura. Lijamos nuevamente y limpiamos.

Aplicamos luego una primera mano de pintura acrílica como fondo. Dejamos secar.

Las distintas técnicas de pintura sobre madera

 

Transferimos el diseño deseado a la madera mediante papel carbónico, y estamos en condiciones de pintarlo. Para ello emplearemos pinturas acrílicas, pero podemos mezclar pinturas acrílicas y látex, óleos, etc., no hay limitaciones, excepto el uso que vayamos a darle a la pieza. También podemos utilizar otras pinturas para la base, látex, esmalte sintético, etc.

El motivo seleccionado se pintará por capas, en las que iremos agregando los detalles sucesivamente.

Podemos realizar texturas en la pintura, por ejemplo un craquelado, que haremos empleando pinturas craqueladoras, o craqueladores caseros como la cola vinílica, el caseinato, la clara de huevo, etc.

También podemos realizar pintura laqueada sobre un fondo de látex o acrílico, siempre que lijemos cuidadosamente la pintura en la zona que vamos a laquear.

Una vez culminada nuestra pintura, cualquiera sea la técnica, aplicamos el acabado. El mismo puede ser un barniz incoloro, cera o betún de Judea, dependiendo de la terminación que estemos buscando.

La seda es una tela obtenida de las secreciones viscosas de los gusanos de seda. Esta tela es de gran resistencia y calidad, y se ha empleado por milenios en la pintura tradicional china.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Hay diferentes técnicas para pintar porcelana, cada una ofrece diversos...

La seda es una tela obtenida de las secreciones viscosas...
La pintura decorativa sobre madera tiene una larga...
Las técnicas de pintura varían según los materiales de...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse