Bisagras de cazoleta

Colocación de bisagras de cazoleta

Las bisagras son elementos de unión compuestos por dos piezas que se unen mediante un eje de articulación. Estos herrajes se dividen en múltiples tipos, por ejemplo, las bisagras de cazoleta.

Las bisagras son herrajes compuestos por dos piezas unidas o combinadas, que se articulan por un eje común, y se colocan entre dos elementos de madera para articularlos. Estas piezas permiten el movimiento de rotación entre dos elementos, generalmente uno fijo y otro móvil.

Las bisagras son el elemento de unión indispensable para las aberturas, sin las cuales, éstas no tendrían las características funcionales que poseen. Pero también se usan para unir tapas, hojas de un mismo elemento, como ser las hojas de un biombo, las jambas de una ventana, etc.

Existe una amplia gama de estos elementos de unión, entre ellos las bisagras de cazoleta, que se utilizan para puertas de muebles y permiten un ajuste de su posición. A su vez, se presentan en diversos formatos:

- bisagra recta: se emplea para puertas de muebles, para que solapen por fuera de éstos unos 16mm.
- bisagra acodada: empleada para solapes de 8mm.
- bisagra súper acodada: utilizada para puertas ubicadas a ras de mueble.

Colocación de bisagras de cazoleta: 

Para determinar la cantidad de bisagras necesarias para un trabajo, debemos hacer un cociente entre el largo de la puerta y el peso. Teniendo en cuenta que no podemos colocarlas a una distancia mayor de 60cm entre una y otra.

Colocación de bisagras de cazoleta

Para colocar las bisagras de cazoleta necesitaremos una serie de herramientas: atornillador, broca de madera y destornillador de mano.

Primero elegiremos el número de bisagras que vamos a colocar y marcamos su ubicación. En general se colocan a una distancia de 8cm de los bordes y esquinas. Deben guardar una distancia de 3mm con el canto de la puerta. Marcamos la posición y perforamos los orificios para los tornillos, empleando la broca.

Para instalar las bisagras, comenzaremos primero con la bisagra inferior y seguiremos con la superior, para que de este modo, la puerta nos quede ubicada correctamente. Luego colocaremos todas las bisagras intermedias que sea necesario, comenzando desde abajo hacia arriba. En caso de aberturas horizontales o en otra posición, comenzaremos por colocar las bisagras de los bordes y luego las intermedias.

Con la bisagra ubicada en su posición, la atornillamos a la puerta. Cuando se coloca la parte del mueble, se realizan los ajustes necesarios. Para ajustar la bisagra, apretamos los dos tornillos que están ubicados en la parte recta, el que está más al exterior es el que hace que la puerta salga o entre más. El de más abajo, permite ubicar la puerta más a la derecha o a la izquierda.

La renovación de los pisos es una tarea complicada que exige mucha obra, para evitarla podemos recurrir a la instalación de losetas de vinilo. Este material es de rápida y fácil colocación.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Las paredes de madera modulares son tabiques constituidos por una estructura...

La renovación de los pisos es una tarea complicada que...
Las baldas son estantes formados por tablones de madera,...
Existen diferentes tipos de bisagras de puertas, cada uno...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse